Inclusión y derechos humanos

RDI aboga por el avance de la equidad y la inclusión social de las personas que viven con una enfermedad rara y sus familias.

Los retos de las personas que viven con una enfermedad rara van mucho más allá de la salud.

Los niños que viven con una enfermedad rara luchan por integrarse en los sistemas educativos y encuentran barreras en cada etapa de la escolarización.

Las familias y las personas que viven con una enfermedad rara se enfrentan a dificultades para mantener un trabajo digno y tienen un mayor riesgo de empobrecimiento debido al aumento de los costes de la atención a una enfermedad rara.

Las mujeres experimentan la desigualdad de género y el estigma como personas que viven con una enfermedad rara. Y las madres suelen tener una mayor responsabilidad en el cuidado del hogar.

En todo el mundo, nuestra comunidad se enfrenta a múltiples formas de discriminación y a barreras para participar plenamente en la sociedad.


Recursos clave